• Tarjetas
  • Inversiones
  • Préstamos
  • Ahorros
  • Entidades
  • Nosotros
  • Aprende
Tarjetas
Inversiones
Préstamos
Ahorros
Entidades
Nosotros
Aprende

No tengo sueños, tengo metas

No tengo sueños, tengo metas

Hablemos de finanzas. ¿Y si pasamos de tener sueños a tener metas? Muchos dirán que no tienen que ser excluyentes, y es verdad. Además, ¿qué tiene de malo soñar, si “la vida es sueño”, como escribió Calderón de la Barca? Pero ¡caramba!, el próximo verso del famoso monólogo dice que “los sueños, sueños son”. Y aplicando la misma lógica semántica habrá que concluir que las metas, metas son, de modo que también nosotros estamos atrapados en la trampa del título, tendida para llamar tu atención ;p

Ahora, habiendo dedicado el primer párrafo al placer de divagar, entremos en materia. Lo que queremos destacar es que el modo en que concebimos aquello que queremos que ocurra en nuestras vidas, incluyendo el nombre que le damos, puede tener un efecto importante en la forma en que trabajamos -o no- para hacerlo realidad.  

En otras palabras, concebir propósitos bien delimitados ayuda a sistematizar nuestra forma de trabajar y, en consecuencia, a cumplirlos más rápidamente. Y sí, reconocemos que este artículo debió llamarse 10 buenas razones para fijar metas en nuestras finanzas. Cerremos ese punto y citémoslas:

  1. Establecer metas es un ejercicio que permite definir con claridad qué quieres y con qué nivel de prioridad. Lleva a definir proyectos, acciones a tomar, planes a ejecutar.
  2. Los objetivos claros también nos ayudan a establecer procesos y plazos, a fijar direcciones y a enfocarnos.
  3. Son importantes porque nos permiten evaluar nuestros avances objetivamente.
  4. Les dan más sentido al trabajo que de todos modos hay que hacer, y que no siempre nos agrada. Digamos que las metas nos recuerdan por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo.
  5. Nos empujan a adquirir disciplina. Esto, a su vez, permite cosechar el fruto del trabajo con menor esfuerzo y sacrificio, debido a que la ausencia de disciplina implica la pérdida de mucho tiempo valioso.
  6. Las metas, con nombre y apellido, nos estimulan. Pueden funcionar como un combustible, inyectan ánimo, fuerza, bríos.
  7. Nos permiten la posibilidad de rendirnos cuentas a nosotros mismos. A esta altura del calendario, la pregunta qué hice este año con mi dinero es mucho más habitual de lo que imaginas.
  8. Nos hacen sentir empoderados o empoderadas de nuestro futuro. La idea de que podemos tener el control de nuestras vidas, en el aspecto financiero o en cualquier otro, produce un sentimiento de satisfacción, de libertad e incluso de alegría.
  9. Hay satisfacción en obtener recompensas. Cumplir nuestras metas nos dará razones para celebrar. ¡Bienvenidas sean, que nunca están de más!
  10. Si no las cumplimos, igual el proceso nos deja aprendizajes: ¿Por qué no obtuvimos mejores resultados? ¿Qué debemos hacer mejor? ¿Qué debemos evitar a partir de ahora? Las respuestas nos fortalecerán.

Como vemos, establecer metas claras y hacer un plan de trabajo para lograrlas es, en sí mismo, una práctica provechosa. Ahora bien, debemos tener en cuenta que no basta con fijarse propósitos, pues es aún más importante que estos estén bien diseñados. Formularlos mal puede generar frustraciones. Por ejemplo, objetivos muy elevados o irracionales pueden producirnos sentimiento de fracaso.

Además, las metas son algo que aspiras a conseguir. Pero hay muchos factores externos que pueden intervenir para modificar (acelerando o disminuyendo) el ritmo a que avanzamos. Es necesario considerarlos y saber apreciar la dimensión de su impacto en nuestros proyectos (también para no descansar en ellos como excusas).

Tampoco es recomendable vivir concentrados en nuestras metas de manera obsesiva. Lo ideal es vivirlo como un juego, uno que nos tomamos muy en serio. Después de todo, las metas hacen referencia al mañana que queremos tener, pero hay un presente que ya tenemos y que vale la pena vivir con cierta tranquilidad y calidad en general.

Últimos articulos

¿Es posible cambiarse de AFP?

¿Sabías que es posible cambiarse de AFP? En República Dominicana conforme a las leyes vigentes, no es posible renunciar a este seguro de vejez, discapacidad y sobrevivencia, pero desde el primer año de la entrada  en vigor de la Ley 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social, los afiliados tienen derecho a cambiar de AFP. 

Leer más

¿Quién custodia la información de tus inversiones en el mercado de valores?

Cuando adquieres un certificado de depósito en la banca, tu entidad financiera te da un documento físico que hace la función de título de propiedad. Pero, ¿Sabes cómo funciona en el mercado de valores? En este artículo te explicamos todo.

Leer más

El Covid-19 y su impacto en las tasas de los préstamos a las personas

Desde que se inició el estado de emergencia nacional por Covid-19 las autoridades monetarias han implementado una política expansiva, liberando recursos para asegurar la liquidez de la banca y bajando tasas de referencia. Con esto tratan de estimular la reducción en las tasas de interés para garantizar la fluidez en la colocación del crédito. ¿Es esto lo que, en efecto, ha ocurrido en el mercado financiero dominicano?

Leer más

Diferencia entre bolsa de valores y mercado de valores

Con frecuencia los términos mercado de valores y bolsa de valores son utilizados como sinónimos. Es una usanza extendida incluso entre personas con mucha experiencia en el campo financiero. Sin embargo, de manera técnica, estos términos no hacen referencia a lo mismo. En este artículo te ayudamos a comprender con claridad la diferencia.

Leer más

¿Cuál es el monto mínimo que se puede invertir en el mercado de valores?

Esta es una pregunta obligada cuando exploramos la idea de invertir en el mercado de valores, así sea para conocer cómo funciona. Antes que todo es preciso anotar que hablamos de un espacio de intercambio de valores (bonos, letras, acciones y otros tipos de títulos), de modo que la respuesta dependerá del instrumento en que estés interesado/a, del momento en que quieras hacer la adquisición y, eventualmente, del puesto de bolsa a través del cual quieras gestionarla. En este artículo hablamos sobre el tema.

Leer más

Hablemos de diversificar

Todo inversionista dispone de un portafolio, canasta o cartera de inversión, que no es más que el conjunto de instrumentos de inversión que posee. Si tienes certificados financieros en un banco, bonos del Ministerio de Hacienda y cuotas en un fondo de inversión, esos son los instrumentos que conforman tu portafolio. La diversificación de esa canasta es una de las recomendaciones básicas que te haría un buen asesor financiero. ¿Por qué es tan importante? ¿Cuáles criterios tomar en cuenta para la diversificación? Es lo que procuramos explicar en esta nota.

Leer más

¿Pensando en el mercado inmobiliario para tu primera inversión? Toma esto en cuenta

La idea muy extendida de que la tierra y el block no pierden valor despierta el interés de muchos inversionistas novatos en este mercado. Si estás entre quienes contemplan esta opción pero tienes poca experiencia, será necesario que estudies bien la materia antes de tomar la decisión.

 

Leer más

Cuatro pasos para comprar un bono

¿Cómo puedo comprar un bono? La duda no nos resulta desconocida. De hecho, se trata de una pregunta bastante frecuente: tienes algunos ahorros, quieres comprar bonos del Banco Central o el Ministerio de Hacienda para ir explorando nuevas formas de inversión, pero no tienes idea de cuál es el proceso y, mucho menos de cómo o dónde empezar. Luce complicado para principiantes, pero la buena noticia es que estás en el sitio indicado para despejar la inquietud: esta es una breve guía que explica cómo invertir en títulos del Estado en solo cuatro pasos.

Leer más

Cinco datos que debes conocer sobre tus ahorros en las AFP

En República Dominicana los trabajadores formales estamos afiliados al sistema de seguridad social creado mediante la Ley 87-01. A través de la Tesorería de la Seguridad Social, de manera obligatoria, cada mes cotizamos en tres seguros: el de salud, el de riesgos laborales y el de vejez y discapacidad. El último es al que vamos a referirnos en esta entrega.

Leer más

¿Cuál es tu perfil de riesgo como inversionista?

Cuando te dispones a invertir en el mercado de valores la administradora de fondos de inversión o el puesto de bolsa en que abres tu cuenta te aplica un test para determinar tu perfil de riesgo como inversionista y saber cuáles instrumentos podría recomendarte en el futuro.

Leer más

Gracias por suscribirte!