• Tarjetas
  • Inversiones
  • Préstamos
  • Ahorros
  • Entidades
  • Nosotros
  • Aprende
Tarjetas
Inversiones
Préstamos
Ahorros
Entidades
Nosotros
Aprende

El costo del préstamo (2/2)

El costo del préstamo (2/2)

Como explicamos en la primera parte de esta serie, el principal costo que tiene el dinero que tomas prestado es la tasa de interés, una variable determinada por las condiciones del mercado y que, generalmente, puede ser modificada a lo largo de la vida del préstamo.

 Sin embargo, hay otros costos asociados al crédito formal que dependen exclusivamente de las políticas implementadas por cada entidad financiera. En ocasiones, según el tamaño del bolsillo, pueden llegar a ser cargas importantes y es recomendable tenerlas presupuestados.

La buena noticia es que son completamente previsibles, dado que se trata de montos o proporciones fijas o únicas que están pautados en el contrato entre el usuario y el banco.

¿De cuáles costos estamos hablando? Quizás los términos te parezcan familiares: gastos de cierre, gastos legales, penalidad por abono al capital, penalidad por saldo anticipado, y seguros de vida, desempleo, vehículo o vivienda. A continuación explicamos en qué consiste cada gasto y a qué tipo de préstamos suele estar asociado.

Además de la tasa de interés, en nuestro comparador puedes obtener información sobre los otros costos asociados a cada préstamo

Gastos de cierre: Estos son cargos generados durante la gestión administrativa del préstamo que estás adquiriendo. En los casos de los préstamos hipotecarios y de vehículos, el costo de la tasación del bien es un ejemplo de gasto de cierre. Por lo general representan entre el 2% y 5% del monto total del préstamo.

 Gastos legales: Hace referencia a los gastos en que se incurre para la elaboración y notarización del contrato entre el usuario y la institución financiera, y de cualquier otro documento jurídico que resulte necesario, como actos de traspasos o cambio de titular en casos de los créditos hipotecarios y de vehículos. Los bancos suelen realizar todos los trámites y reflejar el costo en el monto del préstamo.

Penalidad por abono al capital: En muchos préstamos (hipotecarios, de vehículos, personales u otros) se castiga cualquier abono extraordinario realizado al capital, bajo la lógica de que supone un perjuicio para la entidad financiera porque reduce el tiempo de vida del crédito y, por ende, el monto que terminarán ganando por concepto de interés. Hay productos en los que el abono al capital está libre de penalidad siempre que no supere un porcentaje específico del total prestado. Por ejemplo, el deudor puede abonar hasta el 40% del monto del préstamo sin penalidad (esto debe estar fijado en el contrato), pero, a partir de este límite, deberá asumir esos cargos si quiere continuar haciendo pagos extraordinarios.

Penalidad por saldo anticipado: Es el cargo que se genera en algunos préstamos cuando el deudor hace abonos al capital que sobrepasan la proporción establecida en el contrato como libre de penalidad por abono extraordinario. Retomando el ejemplo previo, se generaría penalidad por saldo anticipado a partir del momento en que los pagos extraordinarios superen el 40% del valor inicial del préstamo.

Penalidad por atraso o incumplimiento: A lo largo de la vida del préstamo también es posible que el deudor tenga que pagar penalidad por atraso o pago tardío. Se genera exclusivamente por responsabilidad del deudor, cuando por alguna razón incumple con su compromiso de pago. Su valor o proporción va a variar de acuerdo a las políticas aplicadas por cada entidad a productos de crédito específicos.

Seguro de vida: Es un seguro que contratas como requisito de los préstamos hipotecarios, principalmente. Cubre tu préstamo en caso de fallecimiento. Algunas entidades lo cobran al momento de desembolsar el préstamo.

Seguro de desempleo: Es poco habitual como requisito, pero algunos préstamos personales y para la compra de inmuebles lo contemplan. Se trata de una póliza que te cubre una cantidad de cuotas determinadas del préstamo en caso de que pierdas tu trabajo.

Seguro de vehículo: Está asociado a los créditos para vehículos como un requerimiento esencial. Cubre daños al vehículo en caso de accidentes que sean responsabilidad de terceros.

Seguro de la vivienda: Ojo, quizás este sea el seguro asociado a créditos que genera mayor confusión. Es una póliza requerida para los préstamos hipotecarios con la que se protege la deuda, no la vivienda. Así, en caso de que la vivienda sea destruida por un fenómeno natural, el seguro le paga al banco el monto que al deudor le resta por pagar, pero no le cubre al deudor los daños por la pérdida de la vivienda.

Últimos articulos

¿Quiénes pueden hacer aportes voluntarios a sus fondos de pensiones?

Preocupados por su futuro, muchos exploran la posibilidad de hacer aportes voluntarios al sistema de pensiones, a fin de poder acumular suficiente ahorro para su retiro. ¿Es posible hacerlo? ¿Es recomendable? En este artículo te lo explicamos.

Leer más

Para cuidar tus finanzas, aprende a decir NO

Hay algunos noes que debemos aprender a decir para cuidar nuestras finanzas. Citemos algunos, para empezar. Todos son realizables y, para muchas personas, todos son un desafío. Implementar estos consejos podría hacernos parecer tacaños, cuadrados, extremistas, insensibles, etc. Pero se trata de algo más simple y apreciable: queremos tener nuestras finanzas en orden y disfrutar de la paz que este buen manejo nos permita.

Leer más

Seis recomendaciones para aprovechar mejor los planes de lealtad de las tarjetas de crédito

¿Cómo aprovechar los planes de lealtad asociados a las TC? Hay varias formas de hacerlo, y debemos conjugarlas para una mayor eficiencia. Estas son las recomendaciones:

 

Leer más

Sobregiro en la tarjeta, ¿qué es y cuáles consecuencias tiene?

“Fondos insuficientes”, es una frase que ningún usuario bancario quiere escuchar al momento de efectuar un pago, sea en un establecimiento comercial o en una oficina de servicios. Estrés, vergüenza o impotencia son algunos de los sentimientos que genera esta escena.

Leer más

Antes de ahorrar e invertir…

¿Cuál es el propósito del ahorro? O, mejor dicho, ¿cuáles son los propósitos? ¿Serías capaz de ponerle un nombre y un apellido a cada uno de ellos? El buen hábito del ahorro no es suficiente.

Leer más

¿Cuándo preocuparse? 6 síntomas de sobreendeudamiento

El crédito es una herramienta financiera muy valiosa, pero también puede convertirse en un problema difícil de superar y con secuelas graves en varios aspectos de nuestras vidas. En este terreno, como en tantos otros, la clave es no incurrir en excesos. Pero el límite entre un nivel de endeudamiento sano y el sobreendeudamiento no siempre parece preciso. En este artículo te explicamos cómo saber cuándo estamos sobreendeudados.

Leer más

¿Cómo determinan los bancos el límite de crédito de las tarjetas?

En este artículo te explicamos como los banco determinan el límite de crédito de las tarjetas y que toman en cuenta al momento de ofrecerle a sus clientes aumentos en los mismos.

Leer más

¿Qué porcentaje de mi ingreso debo ahorrar?

A muchas personas con buenos ingresos les resulta “imposible” separar algún porcentaje para ahorro, y los argumentos para justificar esta “imposibilidad” abundan. En estos casos, el desequilibrio financiero por falta de un buen ahorro es perfectamente evitable, pues casi siempre se genera porque estamos haciendo una distribución inadecuada de nuestro salario o ingreso. Estas recomendaciones están dirigidas a quienes tienen este perfil financiero.

Leer más

¿Te sientes perjudicado por tu banco? Estos son los pasos para hacer una reclamación

¿Desconoces algún cargo reflejado en tu estado de cuenta bancaria? ¿El pago que hiciste a tu tarjeta no se registró antes de la fecha de corte y ahora el banco te está cobrando intereses?

Muchos usuarios presentan estas y otros tipos de eventualidades con sus productos financieros. Algunos optan por hacer los pagos y cerrar la página, para evitar mayores complicaciones, pero se sienten perjudicados por su entidad.

En estos casos, debes saber que tienes el derecho a quejarte formalmente ante tu entidad, y que la misma está obligada a darte respuesta.

Leer más

Por un consumo inteligente

Pedrito, ilusionado, visitó el “dealer” de carros. Cumplía su primer año de trabajo, ganando RD$50 mil, y estaba alistándose para adquirir su primer vehículo. Tenía que decidirse entre uno nuevo y uno usado...

Leer más

Gracias por suscribirte!