Blog / Pago mínimo ¿Sí o no?
Pago mínimo ¿Sí o no?

Una de las escenas típicas de una persona cuando tiene tarjeta de crédito y recibe su estado de cuenta, y cuenta con poca disponibilidad; es la disyuntiva de si se paga o no el mínimo. En ese sentido en Rexi Finanzas te hablo de cuáles serían las repercusiones de estas acciones y si te conviene o no hacerlo.

¿Qué es el pago mínimo y cómo se calcula?

El pago mínimo, de acuerdo al Instructivo operativo las tarjetas de crédito, emitido por la Superintendencia de Bancos en el 2013, es el valor que debe contener la totalidad de los intereses, comisiones y cargos, más una doceava parte del capital vigente, más el capital vencido del pago(s) mínimo(s) del(los) mes(es) anterior(es).

En español esto quiere decir que es una porción de total que adeudas que cubre, como su nombre lo dice, lo mínimo aceptable por la entidad financiera. Su cálculo viene de la mano tanto de lo vigente como de lo vencido; y aunque esto puede parecer chino o alemán, es sobre la base de una fórmula que está regulada por la superintendencia, que puedes verificar en el link del instructivo más arriba (pág. 16).

Y la lógica de éste es mantener la deuda. En otras palabras, cuando haces el pago mínimo lo que realmente le estás diciendo al banco es que vas a financiar el monto que está en la tarjeta, y que estas dispuesto a pagar todo lo que conlleva esa deuda (intereses, comisiones y cargos)

¿Qué implica hacer el pago mínimo?

Llevar a cabo este tipo de pago implica tres cosas básicas:

  1. Cubres los cargos e intereses del banco
  2. Evitas tener una mala calificación crediticia
  3. Disminuyes el balance pendiente

¿Pagarlo sí o no?

Cada caso es particular, y la generalización en estos temas es delicada. Por lo tanto, pagarlo va a depender de cuál sea tu situación y la intención de hacerlo. Te lo explico con los siguiente ejemplos:

Si se te fue la mano con los gastos de tu tarjeta y te quedaste corto de efectivo, o bien tuviste gastos inesperados y no tenías el respaldo de un fondo de emergencias. Entonces el pago mínimo es lo ideal. Porque con él satisfaces los requerimientos mínimos de tu banco y llevas la fiesta en paz con él. Permitiéndote recuperarte más adelante de esta situación que tuviste.

Mientras que si eres recurrente en este tipo de acciones sobre la base de que "mantienes tu crédito", entonces lo que estás haciendo es pagando un préstamo sumamente caro, y perdiendo dinero. Porque la tarjeta de crédito es el instrumento más costoso del mercado formal, que puede, poco a poco, mermar tus finanzas.

Si te interesa consolidar deudas, te presentamos las mejores opciones del mercado

De manera que la sugerencia es que este tipo de acciones sean temporales y no recurrentes. Porque al final del día, si lo tienes como una alternativa consuetudinaria, estarás financiando a una tasa de interés y cargos altos, que perjudican tu flujo de efectivo personal.

Gracias por suscribirte!