• Tarjetas
  • Inversiones
  • Préstamos
  • Ahorros
  • Entidades
  • Nosotros
  • Aprende

¿Qué pasa si el banco al que le debes se declara en quiebra?

¿Qué pasa si el banco al que le debes se declara en quiebra?

¿Qué ocurre si el banco al que le debes quiebra? ¿Estás obligado a saldar la deuda? ¿Te van a perseguir para cobrarte? La pregunta ha surgido como una curiosidad recurrente en varios foros digitales. Algunos han comentado que, tras la quiebra de una entidad, los deudores no tienen que pagar; pero también están quienes piensan que sí deben hacerlo. Con el objetivo de aclarar la duda hicimos este levantamiento, enfocándonos en responder dos preguntas concretas: ¿Debes seguir pagando la deuda? ¿Se seguirá registrando en tu historial y afectando tu score de crédito? También explicamos el rol que juegan las autoridades en estos procesos y lo que ocurre con los depósitos del público en las entidades que son disueltas por problemas financieros de elevada envergadura, o en otras palabras, por caer en estado de insolvencia.

Empecemos explicando a qué nos referimos cuando hablamos de quiebra o bancarrota. Digamos que es el momento en que una empresa entra en una situación de insolvencia (incapacidad de saldar sus compromisos) insostenible y, en consecuencia, se ve impedida de seguir operando.

Cuando una entidad financiera cae en ese estado es sometida por las autoridades bancarias a un proceso de disolución, definido por la Ley Monetaria y Financiera y el Reglamento de Disolución y Liquidación.

El analista financiero Alejandro Fernández W. explica que, en esta etapa, la Junta Monetaria emite una resolución de disolución y notifica al Consejo y miembros ejecutivos de la institución bancaria al respecto. Luego, la Superintendencia de Bancos toma el control de la entidad con la finalidad de salvaguardar a los usuarios de los riesgos que la situación pueda suponer. A partir de este momento, las autoridades exploran la posibilidad de que alguna entidad financiera robusta adquiera la cartera de la entidad en disolución, es decir, ponen en venta el conglomerado de activos y pasivos del banco que está en problemas.

Para motivar a los compradores, las autoridades pueden tomar una parte del fondo de contingencia (una especie de seguro que cubre los riesgos de los ahorrantes por hasta RD$500 mil) y la ofertan en el proceso de licitación. Luego, quien esté dispuesto a asumir los depósitos con la menor cantidad de capital asignado del fondo, será el adquirente del total de activos y pasivos de la entidad en disolución.

Deudores, ¿qué deben hacer?

Si se logra este proceso de absorción, es responsabilidad del deudor seguir honrando su compromiso, en este caso de cara a la entidad que funja como nueva propietaria del activo que constituye el préstamo.

En otros casos puede que no se produzca la compra de todos los activos y pasivos por parte de la misma entidad, pero de todos modos serán subastados. Algunas carteras pueden venderse a actores de la banca formal y otras a oficinas gestoras de cobros, por ejemplo.

En cualquiera de los dos escenarios, si el deudor deja de pagar, lo más probable es que en algún momento sea perseguido en acción de cobros por el nuevo propietario de la cartera. Además, sus préstamos seguirán generando intereses y su incumplimiento se verá reflejado en su historial crediticio, dado que los reportes al buró continuarán.

Incluso si el atraso se produce en el primer mes del cese de servicio de la entidad intervenida, debido a la confusión o incertidumbre propias de un proceso de este tipo, puede tener un impacto negativo en el perfil crediticio del deudor. En ese caso, Fernández W. recomienda procurar información en la Oficina de Protección al Usuario (Prousuario), de la Superintendencia de Bancos, sobre cómo canalizar los pagos.

Se espera que este organismo les muestre a los deudores el proceso para continuar con sus pagos. En una coyuntura de esta naturaleza, sería particularmente relevante conservar los comprobantes de los pagos realizados, para poder enfrentar cualquier confusión que se produzca a futuro.

En pocas palabras, la respuesta es que  sí, hay que seguir pagando en caso de que la entidad a la que le debes declare la quiebra. Para muestra, un botón: aún existen agencias de cobros con documentación que evidencia deudas de principios de 2003 o anteriores, y están requiriendo a los deudores el cumplimiento de estos compromisos. Se trata de préstamos muy antiguos para aparecer en los burós de crédito (no deben ser reportados por disposición de la Ley de Habeas Data, en su artículo 64), pero las deudas como tales no perimen, de modo que su cobro es completamente lícito.

¿Qué pasa con los depositantes?

La ley Monetaria y Financiera constituye el Fondo de Contingencia Bancaria, una especie de seguro que les garantiza a los ahorrantes la devolución de sus depósitos por hasta RD$500,000 pesos, en caso de disolución por quiebra. Quienes hayan acumulado ahorros por un monto superior a los RD$500,000 pueden ir recuperándolo en la medida en que las autoridades liquiden los activos de la entidad disuelta, pero sin ninguna garantía, pues pudiera ser que el hoyo financiero haya sido tan profundo que ni siquiera con la venta de todos los activos se logre la liquidez suficiente para responder a ahorrantes y acreedores.

 

Artículo publicado originalmente en Argentarium.com, el 26 de septiembre de 2019.

Últimos articulos

¿Quieres una segunda tarjeta de crédito? Toma en cuenta esta información

¿Necesito otra tarjeta de crédito? ¿Mientras más tarjeta de crédito tengo mejora mi historial de crédito? ¿Por qué hay personas que tienen muchas tarjetas? En el mejor de los casos estas son de las principales preguntas que nos hacemos cuando estamos hablando de tarjeta de crédito, en otras ocasiones simplemente aceptamos una nueva tarjeta que nos ofrezcan.⁣

Leer más

Cuentas de ahorro, ¿qué beneficios ofrecen?

Aunque suene extraño no todo el mundo tiene una cuenta de ahorro, algunas personas no creen en las instituciones financieras y prefieren tener su dinero en su casa, algunos, literalmente, debajo del colchón. Por eso en Rexi Finanzas te hablamos sobre cuáles pueden ser los beneficios de una cuenta de ahorro y cómo le puedes sacar provecho al sistema bancario nacional.

Leer más

Transferencias interbancarias, ¿en qué se diferencian “Pagos al instante” y “ACH”?

Las transferencias interbancarias se han convertido en la forma más rápida y segura de transferir dinero, desde una cuenta en una entidad financiera hacia una cuenta en otra entidad financiera a nivel nacional. En la República Dominicana contamos dos opciones los pagos al instante (LBTR) y las transferencias ACH, estas últimas pueden tardar hasta 24 horas en ser recibidas por el destinatario de la transferencia, dependiendo del día y la hora en que se realice.

Leer más

Métodos para ahorrar que debes conocer

Ahorrar evidencia el buen manejo financiero. Tener la capacidad de generar excedentes con tus ingresos implica que vives conforme a tus capacidades a razón de que gastas menos de lo que ganas. Sin embargo, no todo el mundo ahorra, y es muy probable que sea porque no tiene un método adecuado. Es por esto que en Rexi comparto tres métodos de ahorro que puedes implementar en tu gestión financiera personal.

Leer más

Préstamos hipotecarios, qué tomar en cuenta para que tu solicitud sea exitosa.

Los préstamos hipotecarios, aunque no requiere que el propósito sea siempre comprar un inmueble, si requieren que sea garantizado por un inmueble, lo cual se conoce como “hipoteca”. Por estar garantizado por un inmueble, estos préstamos ofrecen condiciones más atractivas que las de un préstamo personal regular, como son menores tasas de interés y mayores plazos. 

Leer más

Certificados de depósito en dólares, ¿por qué es una decisión inteligente?

Dentro del contexto de las inversiones, el certificado de depósito es la forma más fácil y sencilla en la que puedes capitalizar tus ahorros. Ya que vas al banco y en poco tiempo, tienes un título valor que representa una inversión en el banco con la cual generarás beneficios dentro del tiempo establecido.

Leer más

Préstamos para vehículos, ¿Cómo saber cuál es el mejor en RD?

Adquirir un vehículo es una de las principales metas financieras de los dominicanos y en algunos casos esto se convierte en su primera gran compra de la vida, por lo que al mismo tiempo representa un aumento significativo en los gastos mensuales debido al pago de la cuota del préstamo, combustible, seguro y mantenimientos.

Leer más

Razones para considerar invertir en un fondo de inversión

En el mercado de valores dominicano los fondos de inversión cuentan con un patrimonio conjunto que, a junio pasado, ascendía a $140,168 millones de pesos, representando el 2.4% del PIB.

Estos recursos son administrados por empresas especializadas en la gestión de inversiones (Administradoras de Fondos de Inversión), pero son propiedad de muchos inversionistas. ¿Cuántos? A junio pasado los fondos tenían 30,481 aportantes, de acuerdo con datos de la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Inversión (Adosafi).

Leer más

Haz que tu solicitud de préstamo personal sea exitosa, ¡te enseñamos cómo!

Ya sea para alcanzar una meta personal, para afrontar algún imprevisto financiero, pagar tarjetas de crédito o hacer una remodelación en la casa, los préstamos personales suelen ser la primera opción que evaluamos para obtener el dinero que necesitamos en cada uno de esos escenarios y no contamos con el total ahorrado. Pero claro debemos saber que este nuevo préstamo nos ayudará a alcanzar nuestra meta en ese momento o resolver ese problema que tenemos, con el compromiso de que estaremos asumiendo una nueva cuota mensual correspondiente a los intereses y capital de este financiamiento, la cual aumentará nuestro presupuesto de gastos mensuales hasta su vencimiento o cancelación.

Leer más

¿Cuál es el monto mínimo para invertir en el mercado de valores?

Esta es una pregunta obligada cuando exploramos la idea de invertir en el mercado de valores, así sea para conocer cómo funciona. Antes que todo es preciso anotar que hablamos de un espacio de intercambio de valores (bonos, letras, acciones y otros tipos de títulos), de modo que la respuesta dependerá del instrumento en que estés interesado/a, del momento en que quieras hacer la adquisición y, eventualmente, del puesto de bolsa a través del cual quieras gestionarla.

Leer más

Gracias por suscribirte!