Blog / ¿Qué evalúa un banco cuando le solicitas una tarjeta de crédito?
¿Qué evalúa un banco cuando le solicitas una tarjeta de crédito?

Los productos financieros como las tarjetas de crédito traen consigo una serie de compromisos que no todos podemos asumir. Por eso las entidades financieras están obligadas, por ley, a depurar a todos los solicitantes: deben aplicar modelos internos para evaluar la capacidad de pago del potencial deudor, a fin de evitar asumir riesgos que amenacen la estabilidad de la entidad y del sistema financiero en general. 

De ahí que muchos solicitan tarjetas de crédito en bancos y asociaciones de ahorros y préstamos, pero no todos califican. ¿Cómo se determina quién califica y quién no? Concentrémonos en las solicitudes de tarjetas de créditos hechas por personas (no por empresas).  

Las entidades ponen en marcha su procedimiento de evaluación para generar un informe de tu capacidad de pago y del comportamiento que has tenido con créditos asumidos previamente, en caso de que tengas historial en este sentido.

Aunque estos procedimientos pueden variar entre una entidad y otra, podemos decir que, de forma generalizada, se enfocan en los siguientes aspectos: 

-Edad

-Nivel de ingreso

-Situación/estabilidad laboral

-Flujo en cuentas corrientes o de ahorro

-Historial y calificación de crédito

Veámoslos más detalladamente:

Edad

El banco querrá saber tu edad. Entre los requisitos, varias de las entidades establecen un mínimo de edad (18 años) y un máximo, que suele estar entre los 65 y 70 años. Si no estás en este rango de edad, lo más probable es que tu solicitud sea denegada.  

Nivel de ingreso

Para documentar tu nivel de ingreso y tu situación laboral los bancos y asociaciones suelen solicitarte presentar una carta de trabajo con información como salario, ingresos por bonificación u horario extra (en caso de que los tengas) y el tiempo que llevas en la empresa.

Esta información les servirá para determinar si aplicas para el producto, pero también para fijar el límite de crédito plástico que tendrás en caso de que la solicitud sea aprobada. Las entidades más grandes suelen tener como requisitos salarios sobre los RD$7,000 y los RD$10,000 para las tarjetas básicas. En la medida en que aumenta la gama de la tarjeta, aumenta el nivel de ingreso establecido en los requisitos. 

Flujo en cuentas corrientes o de ahorro

El flujo en tus cuentas corrientes o de ahorro se documenta con un estado de cuenta. Este documento debe incluir información sobre los movimientos en tu cuenta o tus cuentas durante los últimos tres o seis meses (este periodo dependerá de la política de cada entidad). Es posible que también te pidan copias de tu libreta de ahorro u otros productos que tengas a tu nombre y que sirvan para documentar que tienes un margen financiero prudente para adquirir el nuevo compromiso. 

Historial y calificación de crédito

Esta información el banco la consulta por su cuenta en los buró de crédito autorizados en República Dominicana, que son dos: TransUnion (antiguo CICLA) y Data Crédito. Se trata de bancos de datos de información crediticia que registran el comportamiento que hemos tenido como deudores de la banca formal y de otros sectores que aporten información a estos registros. En estas fuentes el banco sabrá si hemos tenido créditos o tarjetas con otras entidades y si hemos sido cumplidores o, por el contrario, mala paga. Es a lo que llaman historial crediticio. También consultarán tu score o calificación crediticia, que es una especie de nota que te asigna el sistema y que expresa qué tan buen cliente has sido o puedes ser, como deudor, para la banca.

Además es necesario llenar un formulario de aplicación que demanda otras informaciones generales.

Cabe destacar que para los profesionales independientes y los extranjeros los requisitos pueden variar ligeramente. A los extranjeros, por ejemplo, algunas entidades les piden contar la carta de un fiador solidario dominicano (que deberá probar su solvencia) y referencias comerciales; y a los profesionales independiente se les puede demandar documentación extra, como copia de sus estados de cuenta y hasta estados financieros certificados por auditores autorizados.

Los requisitos también variarán dependiendo del tipo de tarjeta que estés solicitando. Por ejemplo, una tarjeta de alta gama requiere un nivel de ingreso fijo más elevado que una que no lo sea y, posiblemente, un mejor score crediticio.

Como hemos visto, los bancos nos evalúan rigurosamente. Ahora bien, ¿los evaluamos nosotros a ellos? Deberíamos hacerlo. Nos referiremos a cómo hacerlo en una próxima entrega de nuestro blog.

Gracias por suscribirte!