Blog / Tarjetas de crédito: las fechas son la clave
Tarjetas de crédito: las fechas son la clave

El crédito plástico es una herramienta virtuosa, pero solo si se utiliza correctamente. De lo contrario, puede ser la causa de muchos problemas financieros y sus consecuentes dolores de cabeza.

¿Cómo se utiliza una tarjeta de crédito correctamente? Parece una pregunta simple, pero las dudas sobre su uso son muy frecuentes incluso entre usuarios que llevan mucho tiempo bancarizados y usando el producto.

Primero expliquemos a qué nos referimos cuando hablamos de uso correcto de la tarjeta. Digamos que es aquel que hacemos aprovechando la herramienta sin necesidad de generar cargos por mora o interés (la tasa ronda el 60% anual en el mercado dominicano). ¿Creías que no era posible? Lo es. En efecto, puedes aprovechar el crédito de tu tarjeta por hasta 50 días sin pagar interés.

Para conseguirlo, la primera clave es conocer las fechas importantes asociadas a tu tarjeta. Estas son: fecha de corte, fecha de vencimiento del pago o fecha límite de pago. 

Fecha de corte: Es la fecha en que el banco genera tu estado de cuenta. Este documento debe llegarte por correo físico, por correo electrónico o a través de tu cuenta de banca en línea. Recoge todos los consumos que generaste en el mes que termina. Por ejemplo, si la fecha de corte de tu plástico es el día 8 de cada mes, tu estado de cuenta debe incluir todos los consumos que se registraron entre el día 9 del mes anterior y el día 8 del mes en curso. Todos los consumos que realices a partir del día siguiente a la fecha de corte de tu tarjeta serán recogidos en el estado de cuenta correspondiente al mes siguiente. Cada estado de cuenta te indica la fecha límite o de vencimiento del pago.

En Rexi puedes consultar las tasas de interés de las distintas tarjetas de crédito del mercado.

Fecha límite o de vencimiento del pago: Es la fecha que indica hasta cuándo tienes para pagar los consumos registrados en tu último estado de cuenta. Casi siempre se fija entre los 20 y 22 días después de la fecha de corte, aunque esto puede variar. Por ejemplo, si tu tarjeta corta el 8 de cada mes, es posible que tu fecha límite de pago sea el 30 de cada mes. Ojo: esta no es la fecha en la que tienes que hacer el pago, sino la fecha en que culmina el plazo que te da la entidad financiera para que realices el pago. El plazo para saldar empieza desde que se genera tu estado de cuenta y termina en la fecha de vencimiento o límite. En el ejemplo citado anteriormente este plazo se extendería del día 9 hasta el 30 de cada mes. Si haces el pago del monto total de tu último estado de cuenta en este plazo no pagarás intereses ni cargos por mora.

No confundir esta con la fecha de vencimiento del plástico, que te indica hasta qué mes y qué año puedes usarlo (a partir de esa fecha deberás solicitar su renovación).

Después de conocer estos plazos, también necesitarás tener dominio de los conceptos asociados al monto del pago: pago al corte, pago a la fecha y pago mínimo.

El pago al corte no es más que el pago de todo lo adeudado a la última fecha de corte, que se refleja en tu estado de cuenta más reciente. Siempre que pagues dentro del plazo establecido y no tengas deudas de meses anteriores pendiente de pago, tu tarjeta no generará intereses ni penalidad por mora.

Si eliges hacer el pago a la fecha, el monto a pagar incluye también los consumos que hayas hecho después de la fecha de corte de la tarjeta, es decir, todo lo que le debes a la tarjeta, incluso los consumos cuyo pago se vence en el siguiente mes. Muchos prefieren esta modalidad de pago porque consideran que les permite organizarse mejor. En este caso tampoco tendrás que pagar intereses ni moras siempre que no tengas deudas cuyos plazos de pago están vencidos.

El pago mínimo es (después de dejar de pagar, por supuesto) la opción menos recomendable. Es el monto mínimo requerido por el banco para disminuir la deuda y cubrir los cargos o comisiones que se generen. El pago de esta partida no evita que se generen intereses.

Finalmente, también es buena idea tratar de mantener el nivel de consumo en torno al 50% del límite de crédito de la tarjeta, debido a que un margen muy estrecho entre el nivel de consumo regular y el máximo permitido puede tener consecuencias indeseables sobre su score de crédito.

Esperamos haberte ayudado. Si tienes alguna pregunta sobre cómo usar correctamente tu tarjeta de crédito escríbenos a rexi@fintech.do

Gracias por suscribirte!