• Tarjetas
  • Inversiones
  • Préstamos
  • Ahorros
  • Entidades
  • Nosotros
  • Aprende

¿Cuándo te estás financiando con la tarjeta de crédito?

¿Cuándo te estás financiando con la tarjeta de crédito?

No has registrado atrasos haciendo el pago mínimo de tu tarjeta. Es un buen registro. ¿Piensas que, siendo así, debes tener  un historial crediticio perfecto? En efecto, puedes tener un historial crediticio impecable, pero también es cierto que te estás financiando y esta es una mala noticia. 

¿Qué significa “financiarse” con la tarjeta de crédito?

En economía, el verbo financiar se refiere a la acción de prestar los fondos requeridos para una actividad económica con la idea de recibir un retorno o tipo de interés a cambio. La palabra financiar se deriva del término francés financer y éste, a su vez, del latín medieval finance, que significa “pago de rescate” o “pago para poner fin”.

Al hablar de tarjetas de crédito, utilizamos el término haciendo referencia al uso del dinero plástico en el que se genera la obligación de pagar interés. Aunque es posible utilizar un crédito plástico sin incurrir en el pago de interés, la verdad es que, desde que dejas de saldar en la fecha de pago el monto total adeudado al corte, empiezas a financiarte con tu tarjeta de crédito. ¿No te queda claro todavía? Examinemos algunos ejemplos.

Ejemplos de circunstancias en las que estás financiándote con tu tarjeta de crédito

  1. Te estás financiando con dinero plástico cuando, habiendo cortado la tarjeta y llegada la fecha límite, no pagas absolutamente nada. Es el peor de los casos, ya que se van a generar intereses, moras y otros cargos que harán crecer tu deuda y tanto tu historial como tu score crediticios se verán muy perjudicados. Si esta situación persiste, tan pronto se actualice tu información financiera en el buró de crédito (se actualiza mensualmente) empezarás a padecer restricciones en el acceso formal al crédito. Si necesitas efectivo, tus opciones serán los desaconsejados usureros o estarás dependiendo de la disponibilidad de familiares y amigos para auxiliarte.
  2. Cuando pagas más del mínimo de la tarjeta, pero no el total adeudado a la fecha de corte. Es mejor que no pagarle nada, pero aún en este caso, estás pagando el dinero plástico que consumiste al corte a una tasa anual que en el sistema financiero dominicano es, generalmente, de un 60% anual. Hasta que termines de pagar la tarjeta estarás, al mismo tiempo, pagando cargos por financiamiento.
  3. Cuando haces el pago mínimo a tu tarjeta de crédito. ¿Pensabas que en estas circunstancias no se generaría la obligación de pagar intereses? Es un error común. La verdad es que sí. El pago  mínimo es un monto determinado mediante una fórmula que incluye los cargos por financiamiento del crédito plástico y parte del capital adeudado. Si te ves en una circunstancia en la que solo puedes hacer pagos mínimos a tu tarjeta, además de que te estás financiando, lo haces a costo mucho mayor que el que se tendría  en el caso del ejemplo número 2. ¿Por qué? Porque aunque la tasa no varíe, tardarías mucho más tiempo en saldar el capital y, en consecuencia, terminarás pagando más por el dinero prestado.
  4. Otra forma de incurrir en costos usando la tarjeta de crédito es cuando se convierte en una fuente de efectivo. ¿Por qué, si al ir a un cajero no estás generando intereses, como ocurre cuando hay atrasos en los pagos? Bueno, porque retirar efectivo de tu tarjeta implica unos cargos adicionales que encarecen el servicio. En estos casos no se trata de un financiamiento porque no se ha generado interés por el uso del dinero durante un tiempo determinado, pero sí son cargos que encarecen tu servicio de tarjeta de crédito. Estos cargos o comisiones por retiro varían dependiendo de la tarjeta que tengas (puedes verlos todos en www.rexi.do) y suelen representar cerca del 6% del monto que retiras. Además, estarías usando el plástico como una “fuente de ingreso” para cubrir tus gastos del día a día u otros compromisos que, en un contexto de finanzas personales sanas, no deben provenir del endeudamiento plástico. 

¿Ahora sí te quedó claro?

Últimos articulos

Dinero plástico para reconstruir tu historial crediticio

Abel, como cualquiera de nosotros, ha tenido sus buenos y sus malos momentos.

–¿Qué te digo, Potrillo? Enfrenté gastos inesperados, perdí el empleo y sí, dejé de pagar mi tarjeta de crédito.

La situación que él manejó no es única y, según mis estimaciones, probablemente afecta a más de 60,000 nuevos dominicanos morosos… ¡cada año!

Leer más

Tarjetas VISA, Mastercard, American Express. ¿Cuál es la mejor?

Estoy seguro de que al menos has escuchado una de estas marcas: VISA, Mastercard, American Express, las cuales son las tres principales compañías de tarjetas de crédito y tarjetas de débito a nivel mundial, pero, ¿qué son realmente estas empresas? Son empresas que se dedican principalmente al servicio de “procesamiento de pagos”, estas tienen como principal objetivo realizar acuerdos con las entidades financieras y crear protocolos para facilitar los pagos que realizan los clientes en los diferentes comercios y que dichos pagos lleguen de forma correcta a las entidades financieras emisoras de las tarjetas.

Leer más

Cuenta de corretaje, primer paso para ser inversionista

Las cuentas de corretaje son un registro esencial para invertir en las diferentes opciones que ofrece el mercado de valores de la República Dominicana. Se abren a través de los puestos de bolsa. Esta cuenta te permitirá colocar órdenes de inversión y canalizar los recursos para que tu puesto de bolsa las ejecute. Muchos la confunden con una cuenta bancaria, pero no lo es, aunque siempre debe estar asociada a una: aquella en la que te depositarán los rendimientos de las inversiones que hagas.

Leer más

¿Cómo recupero mi historial de crédito?

Imagínate que le pierdes la confianza a un amigo y ese amigo quiere volver a ganarse tu confianza, no será de un día para otro, y tu amigo tendrá que demostrar que le interesa recuperar tu confianza. Lo mismo pasa cuando quieres recuperar tu historial de crédito.

Leer más

¿Es seguro invertir en un certificado de depósito?

“Yo lo pongo en un certificado en el banco, ahí están seguros”, es una frase escuchada frecuentemente entre las personas que desean invertir y al preguntarles si creen que todos los certificados de depósito son seguros, la respuesta común es sí. En Rexi te respondemos a esta interrogante.

Leer más

Paso a paso para crear tu presupuesto

Un presupuesto es una herramienta de control de ingresos y gastos necesaria para organizar las finanzas de los hogares o las empresas. En teoría, es fácil elaborarlo, pero con frecuencia cometemos errores durante el proceso que pueden llegar a generarnos frustración. Para evitar estas faltas, los expertos en finanzas recomiendan hacer ejercicios de preparación.

Leer más

5 consejos para realizar compras con tarjeta de crédito

Uno de los productos financieros más utilizado en la actualidad son las tarjetas de crédito, esto sin dudas por sus beneficios y cómo nos facilitan la vida diariamente. Para sacarles el máximo provecho a tus tarjetas de crédito es importante que la utilices de manera correcta.

Leer más

Carro nuevo vs. Carro usado ¡pros y contras!

En la mayoría de los casos la compra de nuestro primer vehículo se convierte en esa primera gran compra de nuestra vida (por la cantidad de dinero). Desde que empezamos a generar ingresos a temprana edad, una de las principales metas en la mayoría de los dominicanos es comprar nuestro primer vehículo y luego que lo compramos como es natural en el ser humano, en algunos años queremos cambiarlo por uno más nuevo o mejor. 

Leer más

¿Bonos corporativos o bonos del estado? Cuál instrumento es mejor para invertir en el mercado de valores dominicano

Los bonos son excelentes productos a considerar en nuestras inversiones. Descubre aquí las ventajas entre los bonos del estado y los bonos corporativos.

Leer más

Beneficios de un préstamo de consolidación de deudas

Consolidar tus deudas consiste en solicitar un nuevo financiamiento para cancelar todas o la mayoría de las deudas que se han convertido en una carga para ti, logrando con esto tener solo un préstamo, el cual por lo general resulta con una cuota de pago mensual inferior a la sumatoria de todas las cuotas de tus préstamos, crédito diferido y deudas de tarjeta de crédito actuales.

Leer más

Gracias por suscribirte!